• MIÉRCOLES,  22 MAYO DE 2024

Región  |  13 junio de 2023  |  12:14 AM |  Escrito por: Administrador web

La cesión del estadio de Calarcá a Abrazar era de 700 metros, pero se apropiaron de 19.527

0 Comentarios

Imagen noticia

El escándalo que envuelve a la exgobernadora Amparo Arbeláez y al gobernador Roberto Jairo Jaramillo se acrecienta, por lo revelado por la Fiscalía en la audiencia de imputación de cargos. Uno de los detalles revelados indica que la Asamblea Departamental aprobó una ordenanza por medio de la cual autorizaba a la entonces gobernadora Arbeláez en el año 2007 para ceder a la Asociación Abrazar a título de donación, cuyo representante legal era Roberto Jairo Jaramillo, un lote de terreno de 700 metros. Sin embargo, lo que se firmó en las escrituras fue la donación de un lote de 19.527 metros. Es decir, mediante un acto fraudulento, Abrazar y su representante Roberto Jairo Jaramillo se apropiaron de 18.827 metros de terreno adicional.

El primer presunto delito se dio a través del documento firmado por el presidente de la Asamblea Departamental y su secretario, que remitieron la ordenanza 025 de 2007 indicando no la cantidad de metros aprobados para ceder, los 700 metros, sino la cesión de una cantidad superior de metros, igual a 19.527 metros.

La gobernadora Arbeláez debió abstenerse de sancionar dicha ordenanza, primero porque no correspondía a lo aprobado por la Asamblea, y segundo porque se cedía un bien público a una entidad privada, lo que estaba prohibido directamente por la Constitución de 1991. Sin embargo, no lo hizo y, por el contrario, sancionó la ordenanza.

El segundo presunto delito se cometió al incluir, dentro de los predios cedidos, un lote perteneciente a un particular, no al gobierno. Se trata de un lote que pertenecía a la Junta de Acción Comunal de los barrios Gómez y Pescador de Calarcá.

A pesar de estar conscientes de que la cesión autorizada fue de 700 y no de 19.527, estos dos calarqueños elevaron el acto a escritura pública en la Notaría Segunda de Calarcá, donde Abrazar se quedaba con el lote del llamado estadio Guillermo Jaramillo Palacio. Lote que ya ocupaba desde años anteriores, por autorización de la Fundación Pro-Estadio, que era dirigida, entre otros, por familiares y amigos del actual gobernador Jaramillo Cárdenas.

Sin embargo, cuando la escritura llegó al registro, el registrador de instrumentos públicos la devolvió porque los lotes señalados como cedidos no tenían claridad en el entorno general de las propiedades inscritas en esta oficina.

Y ahí llegó el tercer presunto delito cometido por Arbeláez y Jaramillo… (Espere mañana segunda entrega)

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net