• VIERNES,  24 MAYO DE 2024

Cultura  |  16 abril de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

La Biblioteca de Autores Quindianos llega a sus 14 años con un nuevo diseño

0 Comentarios

Imagen noticia

Un texto de Juan Manuel Acevedo Carvajal, líder grupo del investigación en Literatura Marginales, Marginalia, de la Universidad del Quindío

La Biblioteca de Autores Quindianos, BAQ, es uno de los esfuerzos editoriales más ambiciosos en la historia del departamento del Quindío. Nace por iniciativa de la Gobernación del Quindío, con sustento en el Decreto 752 de 2010, con el apoyo editorial de la Universidad del Quindío y el programa de Licenciatura en Literatura y Lengua Castellana. La colección representa la tradición y actualidad de la literatura y la cultura del Quindío. Con los títulos que se presentarán este año a los lectores, la BAQ ofrece un total de 58 volúmenes publicados en catorce años de actividad ininterrumpida. De los libros publicados hasta hoy, 28 son productos de la labor investigativa del grupo de investigación en literaturas marginales, Marginalia, sobre la cultura de la región que se adelanta en la Licenciatura en Literatura y Lengua Castellana de la UQ, labor en la que participan profesores, estudiantes y egresados del programa.

La BAQ tiene como propósito poner en circulación los trabajos creativos y de reflexión de los poetas, narradores, ensayistas, dramaturgos, historiadores e investigadores del departamento. La amplitud del panorama de las letras quindianas debe reflejarse en la colección, que incluye autores y obras de una tradición consolidada, al tiempo que abre el espacio para las nuevas miradas a la literatura y a la riqueza cultural del Quindío.

De esta manera, el Comité Editorial de la Biblioteca ha tenido como propósito preparar libros que cumplan una función en el medio cultural y tengan sentido para los lectores, lo que se ha logrado en buena parte. A pesar de todas las falencias que se puedan señalar en una valoración juiciosa, es claro que la BAQ encuentra espacio entre los lectores en general, pero también entre los investigadores de la literatura y la cultura. 

Son muchas las personas involucradas, varias las metas cumplidas y otras más las que se han quedado en el camino. Es el momento, entonces, para mencionar a las instituciones que aportaron a la consolidación de este proyecto desde el año 2010: La Gobernación del Quindío, la Academia de Historia del Quindío, el Consejo Departamental de Cultura y la Universidad del Quindío desde el Programa de Licenciatura en Literatura y Lengua Castellana.

Con los cuatro títulos que se presentan este año a los lectores, la Biblioteca de Autores Quindianos (BAQ) ofrece un total de 58 volúmenes publicados en catorce años de actividad ininterrumpida. Los libros recientemente publicados son: La Palabra Elegida, que reúne la prosa de Carmelina Soto y destaca los artículos, los discursos y la correspondencia de la alondra de américa, este trabajo fue compilado y editado por las profesoras e investigadoras María Camila Cabrera Celis y Yeni Zulena Millán Velásquez, quienes también escriben el estudio crítico. Los Cuentos del Pícaro Tío Conejo de Euclides Jaramillo Arango, el cual fue compilado, editado y presenta un estudio crítico del profesor e investigador Jhon Isaza.

La novela Mi Vestido Verde Esmeralda del escritor quindiano radicado en New York: Alister Ramírez Márquez, el cual contó con la compilación y edición del profesor e investigador Juan Manuel Acevedo y presenta un prólogo de: Clara E Ronderos y Mary G Berg. Y el poemario Pájaro de Piedra de la escritora Bibiana Bernal, el cual fue premio de poesía de la Gobernación del Quindío y finalista del premio nacional de poesía del Ministerio de Cultura. Esta edición fue compilada y editada por Juan Manuel Acevedo y presenta un prólogo del poeta centro americano: Rolando Kattán.

Las obras anteriores fueron las primeras en publicarse con el nuevo diseño de la BAQ. El diseño de cubierta lo realizó Luis Felipe Grisales León, las fotografías de portada y contraportada son de la fotógrafa quindiana Olga Lucia Jordán y el cuidado editorial estuvo a cargo de la editora e investigadora Catherine Rendón Galvis.

Para el presente, se debe subrayar el interés del Comité Editorial, por sostener este proyecto y garantizar la independencia. Hago énfasis en ese principio fundamental que rige el funcionamiento de la BAQ: La independencia con la que actúan quienes eligen los títulos que se proponen para publicación. El recorrido por esta historia revive unos pocos intentos en contravía de ese criterio no negociable. La independencia fue el tema de la primera reunión del Comité Editorial, y la declaración de autonomía que de allí surgió, se ha mantenido durante estos años y ha sido respetada por las sucesivas autoridades departamentales.

Es de esperar qué, Felipe Robledo, secretarío departamental de cultura del Quindío aproveche la gestión para mantener activo un proyecto de tanta envergadura y se de a la tarea de resolver algunos de los problemas que siguen vigentes, como lo son: la promoción y difusión de los títulos que se publican por parte de promotores idóneos, pues como es común en el mundo editorial, la distribución y el posicionamiento de los libros es el escollo final que se debe superar para que las publicaciones lleguen a donde deben llegar e impacten en los sectores y lectores en un ámbito mayor que la región donde se producen.

Así mismo, se debe insistir en uno de los propósitos aún pendientes: el montaje de un sitio web que presente, divulgue y ponga a disposición de los lectores del mundo entero la colección completa de la BAQ en formato digital. Desde hace más de una década son varios los intentos de los que he sido testigo, pero no se ha logrado que ese sitio se concrete con respaldo institucional para promover el libre acceso a la colección. Para la cultura de la región eso sería de gran importancia.

Finalmente, espero que los lectores, los colectivos culturales y las instituciones interesadas evalúen la gestión del comité editorial de la BAQ en sus alcances y limitaciones, en sus aciertos y desaciertos; es decir, en la pertinencia o no de los 58 títulos editados, pues sólo así, desde la mirada externa, desde la lectura crítica, será posible explorar nuevos caminos editoriales, abarcar otros fenómenos culturales, promover nuevos autores y alimentar la dinámica misma de la BAQ.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net