• MIÉRCOLES,  22 MAYO DE 2024

Política  |  05 noviembre de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

ANÁLISIS. Todo quedó igual en el Quindío, después de elecciones

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Leugim Sajor

Por más que muchos sectores trabajaron nuevamente con la palabra Cambio como eslogan de sus campañas a alcaldía, gobernación, concejos y asamblea, lo que podemos decir, en honor a la verdad, es que todo quedó igual, a como estaba antes del debate electoral el pasado 29 de octubre.

En Gobernación

En la gobernación ganó el pupilo, el ahijado, el candidato del gobernador Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas, el arquitecto Juan Miguel Galvis Bedoya, quien había trabajado en ese gobierno como asesor del despacho, primero; luego como director del PDA (Plan Departamental de Aguas) y como secretario de Infraestructura, después. Renunció al cargo, precisamente para atender la solicitud del gobernador de ser candidato al primer puesto departamental, tras el fracaso de la candidatura de otra aliada de ese gobierno, María Teresa Ramírez.

El jefe de la campaña de Juan Miguel Galvis Bedoya fue, sin duda, el propio hijo del gobernador, el joven Pablo Jaramillo Arango, que se perfila ahora como una de las figurar políticas de la región, y que, seguramente, enfilará baterías para un cargo en el Congreso de la República. Esto significa que en el caso de gobernación del Quindío no hubo ningún cambio, lo único que varía, por el momento es el nombre de quien ocupará el cargo a partir del primero de enero

Lo que sí hay que precisar es que el actual gobernador Roberto Jairo Jaramillo fue elegido hace 4 años con los votos del partido Liberal y su maquinaria en la alcaldía, para entonces en cabeza del liberal Óscar Castellanos Tabares. Esta vez, el candidato Juan Miguel Galvis no tuvo esa compañía liberal, se fue al recién creado partido CREEMOS y desde allí desplegó su carrera política, con la maquinaria, evidente, de la gobernación del Quindío.

En Alcaldía

En la alcaldía de Armenia tampoco hubo variación, no hubo cambio, todo sigue igual después del 29 de octubre. Ganó James Padilla García, el pupilo, el ahijado, el candidato de José Manuel Ríos Morales y sus amigos de Cambio Radical. Padilla había trabajado en ese gobierno como director del IMDERA, asesor del Despacho en el área Social, y secretario de Desarrollo Comunitario. De manera que venía de sus entrañas. “Padilla es Padilla y no José Manuel ni tampoco otros más”, ha dicho James Padilla, el nuevo alcalde, tratando de desprenderse de ese padrinazgo.

En los municipios

En las alcaldías de los municipios del Quindío pasó exactamente lo mismo, con excepción de Calarcá, donde ganó la Alianza Verde con Sebastián Ramos. Ramos es lo único diferente en estas elecciones, pues este es un partido de centroizquierda, aunque estuvo aliado con la Centroderecha, es decir, Cambio Radical y Mira, para llegar al poder. Los demás alcaldes, todos, sin excepción hace parte de los mismos partidos tradicionalistas que venían gobernando, solo se produjo un cambio de nombres.

En las corporaciones

En las corporaciones públicas pasó lo mismo. Dominaron los partidos Cambio Radical, Liberal, MIRA, Conservador, Centro Democrático, ASI, y hasta el Pacto Histórico conservó su curul en la Asamblea. El único cambio se produjo en el concejo, donde una agrupación denominada Armenia se respeta obtuvo un escaño, pero igualmente lo perdió otra similar, Nueva Ciudadanía. En el caso del grupo llamado Armenia Avanza, el elegido es un viejo conocido de la política tradicionalista, el señor Fernando Lasprilla, exmilitante de los partidos tradicionales.

En conclusión, se puede afirmar que en Armenia y el Quindío, con las elecciones de este pasado domingo no sucedió nada diferente a lo que había… todo siguió igual.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net