• MIÉRCOLES,  24 ABRIL DE 2024

Columnistas  |  22 febrero de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: Manuel Tiberio Bermúdez

Año bisiesto: ¿será tan malo como lo pregonan?

0 Comentarios


Manuel Tiberio Bermúdez

Por Manuel Tiberio Bermúdez

Los seres humanos cargamos con miedos heredados, miedos ajenos, que se nos van trasmitiendo junto con el tetero y el nombre que nos «chantan» a mansalva y sobre seguro. 

Uno de esas turbaciones es el del temor al año bisiesto. Nos han dicho que durante él pueden suceder las más horribles tragedias o desencadenarse los más horripilante sucesos.

El último año bisiesto que recordamos sucedió en el 2020.  Para reforzar los agüeros en ese año la Covid 19, nos aisló en nuestras casas, nos enmascaró como modernos vaqueros del oeste  y se apoderó del planeta causando muertes por doquier, y de paso, cambiando muchas costumbres de nuestra cotidianidad.

Fallecieron personajes como Quino el creador de Mafalda; Maradona el endiosado futbolista argentino; el romántico Armando Manzanero y el que ha sido considerado el mejor James Bond: Sean Connery, entre otros.

La explicación de la ocurrencia de años con un día de más se debe a que al emperador Julio Cesar en el año 49 a.c llegó a Egipto y se encontró con que Cleopatra, además de belleza, tenía un calendario de 365; días mientras Roma andaba como medio desfasada por la imprecisión del suyo.

El rollo es un poco enredado pero lo que hizo Julio César fue encargarle a un tal Sosígenes de Alejandría, quien era astrónomo y matemático que hiciera un calendario acorde con la majestuosidad de su imperio. Y mientras Sosígenes “desfacia entuertos” del calendario romano que acumulaba siglos de desfase, Julio César se dedicó a enamorar a Cleopatra que con tan solo 20 años de edad correspondió a los arrumacos del César y de ese idilio nació Cesarión; pero ese es otro chisme que debemos dejar para después.

La compensación de los desfases acumulado en el calendario romano eran de tal magnitud que hicieron que el año 46 a.c fuera el año más largo de la historia pues duró 445 días para compensar e iniciar nuevamente en cero. Se le llamó «año juliano» o «año de la confusión».

Luego de muchos y sesudos cálculos decidieron agregar un día adicional a febrero debido a la reforma ordenada por Julio César. Ese día se agregaría tras el 24 de febrero o sea “ante diem bis sextum” Con el tiempo continuo llamándose Bi-sextum o bisiesto aunque se añadiera el día extra tras el último día de febrero.

Bueno ese es más o menos el origen del año que incluye un día más en su calendario y que muchas personas le atribuyen ser causa de males inesperados para la humanidad.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net