• MIÉRCOLES,  24 ABRIL DE 2024

Medio Ambiente  |  20 febrero de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

El sendero Cedro Rosado protege a la Uniquindío del Fenómeno del Niño

0 Comentarios

Imagen noticia

Por: Nathalia Baena Giraldo

Los bosques desempeñan un papel crítico en el mantenimiento del equilibrio ecológico y en el bienestar del medio ambiente. El relicto boscoso Cedro Rosado de la Universidad del Quindío, que tiene aproximadamente 13.5 hectáreas, es un área que mitiga los efectos de la emergencia climática por el Fenómeno del Niño a través de la absorción de CO2 y la liberación de oxígeno.

La cobertura vegetal del bosque uniquindiano favorece la evotranspiración (fenómeno por el que parte del agua pasa a la atmósfera por evaporación directa del agua del suelo y por transpiración de las plantas), lo que conlleva a la condensación y generación de nubes y lluvias locales.

Santiago Fernández Ángel, biólogo uniquindiano y técnico del Sistema de Gestión Ambiental, explicó que “además de absorber gran parte de la radiación solar, dejando que sólo pase una pequeña parte hacia el suelo, en la noche la temperatura del suelo es reflejada y si a esto le sumamos la evotranspiración, convierte al relicto boscoso en la principal enfriadora de aire que tenemos en la universidad”.

Este relicto boscoso también lo compone la quebrada La Aldana, la cual es fundamental para los procesos ecológicos que suceden allí, pues la regulación del caudal de la quebrada es otra que se ve beneficiada por la cobertura vegetal, aseguró Fernández Ángel, ya que en épocas de bajas lluvias este es estable y no afecta el caudal mínimo para que se beneficien comunidades silvestres y humanas.

Por otra parte, la infiltración de los suelos en áreas boscosas es mucho mayor que aquellas áreas desnudas, lo cual afecta positivamente el nivel freático del suelo favoreciendo así la generación de agua en los nacimientos de las quebradas.

La pérdida de bosques, ya sea debido a la deforestación, la degradación del suelo o el cambio climático, tiene consecuencias significativas para el medio ambiente y la vida en la Tierra. Es por eso que desde la Universidad Jardín y el Sistema de Gestión Ambiental invitamos a toda la comunidad uniquindiana a preservar y gestionar de manera sostenible los bosques que nos rodean, ya que son esenciales para la salud, el bienestar humano y la sostenibilidad del planeta.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net