• JUEVES,  22 FEBRERO DE 2024

Deportes  |  01 diciembre de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Presencia colombiana en el tango y otras músicas argentinas

0 Comentarios

Imagen noticia

El dueto de Alcides Briceño y Jorge Añez

Ayer y hoy al compás del tango

Darío Tobón Montoya

Germán Mac Kay

Es el primer colombiano que hace presencia en el teatro y la música de Buenos Aires. Nació en el estado colombiano de Panamá en 1842 y murió en 1890. En 1867 estrena, como cantante y actor, pintada su cara de hollín, la obra “El negro Schicoba”. Esta palabra africana significa “escobero o barrendero”. Es el cantante y bailarín negro que precedía una cuadrilla, que cantaba y bailaba el candombe como pareja de una escoba. El candombe era muy popular en esos años. La música la escribió el argentino José María Palazuelos. El inmenso poeta, letrista e historiador Francisco García Jiménez ha sostenido que esta obra es el primer tango argentino.

Carlos Gardel y la música colombiana

En el año de 1017 salió desde Buenos Aires rumbo a Chile, una importante comitiva artística, integrada por el dueto Gardel-Razzano, que se había formado en el cabaret Armenonville en 1912 y que era en ese momento el más importante de la música porteña; por su guitarrista José Ricardo y con el folclorista Félix Scolatti Almeida. Actuaron en Valparaíso, Viña del Mar y Santiago.

En ese país se hallaba La Lira Antioqueña, que en su segunda conformación había sido reintegrada por el maestro español Jesús Arriola y tenía como cantantes a Leonel Calle – igualmente guitarrista – a Eusebio Ochoa – autor y cantante – y al vocalista “Cabecita”, Enrique Gutiérrez. Causaban sensación en Chile y pronto Gardel entró en contacto con ellos y aprendió su repertorio entre ellos la canción Cuatro preguntas que cantaba en vivo y nunca grabó. Pero de los otros temas si lo hizo con el bambuco Mis perros, grabado en 1918 con letra de Rivas Frade, que en la etiqueta lo atribuyeron a Gardel-Razzano. Otro fue El vagabundo, grabación de 1919 que en la etiqueta aparece como bambuco colombiano, con autoría de Gardel-Razzano, supuestamente escrito por Pelón Santamarta.

Sigue Asómate a la ventana, una serenata de Luis Romero, así reconocido en la grabación de 1920. El bambuco canción Rumores (que luego se llamó A orillas del Magdalena), de Francisco Restrepo Gómez, lo que si es reconocido en la etiqueta, igualmente de 1920. En 1922 graba Gardel el pasillo Mis flores negras de Julio Flórez, grabación que repite en 1933. Para 1926 graba Gardel el último tema colombiano, el tango El brujo de lo que hablaremos. En total fueron 6 temas colombianos los que grabó Gardel.

El dueto de Alcides Briceño y Jorge Añez

En crónica pasada, hablamos de los colombianos que fueron los primeros en escribir tangos. Hoy tenemos a dos colombianos los que primero grabaron tangos argentinos.

Alcides Briceño. Nació en 1886 en el estado colombiano de Panamá, que en 1903 se independiza y se convierte en república. Briceño, gran vocalista, desde el siglo pasado ha sido considerado como el  mejor tenor del territorio panameño. En 1922 forma dueto con Jorge Añez, cantante, guitarrista, compositor e historiador bogotano (1892-1962). Son numerosísimas las grabaciones que en solitario o en dueto hicieron en New York desde 1924 de música colombiana y latinoamericana. Todos sus títulos fueron recogidos por Jaime Rico Salazar en su libro “La Canción Colombiana”. En 1926 graban el primer tango argentino La copa del olvido de  Vacarezza y Delfino. Continuó con Sufro de Canaro y Loca de Manuel Jovés. En 1927 Briceño en solitario graba Mocosita  de Matos Rodríguez. El tango Mi noche triste lo dio a conocer en Bogotá en 1923, la argentina Irene Ruiz, que era la primera figura del conjunto Las Chicas del Chantant, escénico y picaresco, que llegó a principios de los 20 a Bogotá, y que enloquecieron a los dandis bogotanos.

Eduardo Carrasquillo Mallarino

Nació en Bogotá en 1887 y murió en Buenos Aires en 1956. Periodista y letrista de tango, que se radicó en 1913 en el país austral. Para los concursos de tango de Max Glucksmann, celebrados entre 1924 y 1930 en Buenos Aires, participa en 1925 con el tango El brujo, música de Carlos Bazán, que alcanza el primer puesto. Con el tango Suspiros, de los mismos, ocupó el sexto puesto. En 1926 Gardel con las guitarras de Aguilar y Barbieri graba este mismo tema. De Suspiros no conozco grabación.

Efraín Orozco Morales

Nació en Cajibío, Cauca en 1897. Desde niño recibió clases de guitarra, cornetín y flauta. Actúa con varios conjuntos. Su primera composición es un bolero e incursiona en el jazz. Viaja al sur y se radica en Buenos Aires por 18 años, con la suprema orquesta bailable “La Orquesta De Las Américas”. Allí actuaron Carlos Julio Ramírez, la superestrella soprano Lili Pons y en tenor Tito Schipa. Por algo a Orozco lo llamaron “el hacedor de estrellas”.

Su pasillo Señora María Rosa es una añoranza grata de su juventud en las tierras caucanas. Cuando viajó a Argentina, Orozco ya tenía reconocida trayectoria en Colombia y en Centro América. Finaliza su permanencia en Argentina en 1953 cuando es contratado por el Club San Fernando de Cali. Llega con su orquesta y la recordada cantante Danna Kelton. En los 60, después de unos años en Popayán se traslada a Bogotá y allí muere de cáncer gástrico en 1975.

Al lado de Marfil fueron los músicos colombianos más importantes de este país en Argentina. La orquesta de Orozco se puede catalogar como característica, de inmensa altura. Aun cuando tocó ocasionalmente tango, no fue ese aire el que le dio los triunfos. Con el tiempo los colombianos hemos podido apreciar el extraordinario valor de Efraín Orozco.

Jorge David Monsalve Velásquez (Marfil)

Nació en Liborina, Antioquia en 1917 y murió en Buenos Aires en 1986. De niño fue vendedor de periódicos en Medellín y muestra interés por la canción y por el arte en general. Viaja a Bogotá y allí ingresa a una compañía de ópera. Se convence que su destino esta en Buenos Aires. Allí inicia su gran actividad de cantante y compositor. Se vuelven éxitos internacionales sus canciones El camino del café y El vendedor de cocos, difundidas con su voz acompañado por la orquesta de Eduardo Armani.

Con un venezolano que se apodaba “ébano” tuvo dueto. Con el chocoano Roberto Valencia, integra otro. Es solicitado por Feliciano Brunelli y Don Américo para cantar con ellos. Los boleristas Leo Marini, Hugo Romani, Gregorio Barrios, Fernando Torres y Marión Inclán le grabaron composiciones. Para poder registrar sin mayores complicaciones su música, utilizó diferentes seudónimos.

Ha tenido Marfil en su tierra un profundo, intenso y estudioso admirador, don Alberto Sánchez, quien en su casa tiene un verdadero museo de él, promovió la construcción de un mausoleo en Liborina y pretendió infructuosamente  traer los restos de Marfil a su tierra natal con motivo del centenario de su nacimiento.

En toda la profusa obra de Marfil, tenía que tener cabida el tango. Escribió la música de los tangos Pregunto, No quiero y Cuatro cirios encontrados en los papeles que dejó Manzi al morir. Ellos eran muy amigos. Casualmente encontré un tango de Marfil, no mencionado por ninguno de sus biógrafos. Se trata de Y fuimos nuestros, de 1963, con letra de Roberto Santamaría, cantante nacido en 1931, que ha usado los nombres artísticos de Carlos Yanel y Siro San Román.

Marco Quiroz

 

Es uno de los escasos bandoneonistas colombianos. Nació en Envigado en 1963. De él escribió el historiador musical antioqueño Alberto Burgos en su libro “Aquí se baila el tango”, una larga entrevista y da a conocer  que actuó en la ciudad de Córdoba, Argentina, en la orquesta de Jorge Arduh, en su fila de bandoneones.  Arduh muere centenario este año 2023. A su regreso Quiroz se incorpora en la orquesta filarmónica de Medellín.

 

Como es usual, a continuación puede el lector oír y ver una selección de temas mencionados en este artículo.

 

 

https://youtu.be/0rfu_f3h2MQ?si=ljtNAFCq5cFAtK5-       Palazuelos – El negro Schicoba – Al piano Estela Telerman.

https://youtu.be/8MR8e0dtKj8?si=1FGoO5hyz0kL0tCk      Carlos Gardel - Mis Flores Negras.

https://youtu.be/K8lbLf26GUM?si=XEHttXmEUEFf3zvd     Carlos Gardel - Asómate a la Ventana.

https://youtu.be/TqjAVeKKsTc?si=Y1cza2Wa31LgTBYC    A. Briceño Y Jorge Añez - La Copa del Olvido.

https://youtu.be/im4cIxEBVwk?si=mKKenGJXLWt-m1zD   Alcides Briceño – Mocosita.

https://youtu.be/GRgyQz7a7rg?si=L06NNAZGHQeo7WxB Carlos Gardel - El Brujo.

https://youtu.be/AhzQ2WzTVLs?si=lq-t4XwlAc3X6N7T       Efraín Orozco y su orquesta – Cuando suena la cumbia.

https://youtu.be/MbI7S3rEq1c?si=Po82uY5rIpE08KBc       Efraín Orozco Morales - Señora María Rosa.

https://youtu.be/2oFsu2hrVK4?si=zB2sxOg6eho0bjAp       Marfil – R. Valencia – El camino del café.

https://youtu.be/raDs4FPe5Ow?si=ae29A06CoCtVq7Pi     Marfil y Farrel – El vendedor de cocos.

https://youtu.be/xUGAFFpWhEE?si=JAcbSnNFGFvlTeDE Siro San Román – Y fuimos nuestros.

 

 

Armenia, noviembre 29 de 2023.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net