• MIÉRCOLES,  22 MAYO DE 2024

Cultura  |  10 agosto de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

La Tebaida 107 años de su fundación: La Tebaida territorio, sociedad y cultura (Segunda Entrega)

0 Comentarios

Imagen noticia

Francisco A. Cifuentes S.

Demarcaciones Naturales

 

Existen unas demarcaciones naturales básicas que no podemos perder de vista por la cercanía de nuestro objeto de estudio y meditación en este pequeño y modesto ensayo. Pertenecemos a La Gran Cuenca del Pacífico, como lo es el sudeste asiático allende nuestras fronteras marítimas y aquende los departamentos de Nariño, Valle del Cauca y Chochó con sus respectivos municipios y accidentes geográficos, hidrografía, pisos térmicos, climas y gentes propios de las tierras influenciadas por este gran mar.

Así mismo nos enmarcamos dentro de la influencia territorial, climática y cultural del río Cauca, a donde van a concurrir las aguas de nuestros ríos, quebradas y riachuelos; configurando así nuestro mapa hidrográfico regional.

Viniendo más hacia acá desde Buenaventura, hasta el Quindío y sus límites con el Departamento del Valle, este territorio pertenece a la cuenca del río La Vieja, que natural, histórica y culturalmente ha contribuido a determinar el perfil del municipio y sus habitantes: su recepción de otros ríos y riachuelos, su rivera, su serpentear, su tributación al Cauca, su abundante oro, sus pescados, su arena y sus remolinos. Y culturalmente sus habitantes colindantes, barequeros, areneros, pescadores, viajeros, bañistas y turistas. Todos, todos, se nutren de esta cuenca, la nuestra.

Continuando en esta línea de tratamiento, es necesario apuntar que el municipio o mejor, su territorio natural, está demarcado por unos límites hidrográficos, constituidos por la cuenca del río La Vieja, como ya lo adscribimos, la cuenca del río Quindío que lo separan de la Cordillera Central y los municipios cordilleranos y la cuenca del río Espejo que establece límites con el municipio de Montenegro.

El Valle de Maravelez, denominado así por las familias Marulanda y Vélez, propietarios iniciales de esta gran hacienda, se dice que fue una laguna muy grande, incluso se habla de “la laguna encantada de Maravelez”, por una tradición oral que ha llegado hasta nuestros oídos. Hoy en día es uno de los elementos más constitutivos de nuestro paisaje natural e incluso cultural, no solo para la economía agropecuaria, sino para el turismo de cabalgata.

Y el Valle de Pisamal es la otra gran figura de nuestro paisaje natural, donde confluyen el Rio Quindío, el río Barragán, bordeado el territorio hasta formar el río La Vieja, sus meandros y playas, zona ganadera y cultivos de maíz, aunque esto ha variado demasiado, y los cuales le dan fisonomía a esta tierra, que la hace muy diferente al paisaje cordillerano contiguo.

Adentrándonos cada vez más a nuestro territorio de estudio y de reflexión, es muy importante desde el punto de vista natural, histórico y cultural la microcuenca de la quebrada Cristales, que nos conecta con el territorio de Armenia y desde la cual se tomó por muchos años el agua para el consumo humano en La Tebaida y que fue sitio preferido de bañistas, paseos de olla y de pescadores. Lastimosamente ya no es cristalina y está reducida en su mayor parte a un simple hilo de agua, dado el cambio climático y los vertederos de desechos agrícolas contaminados, empezando por muchos años el residuo del tratamiento inicial del café, aunque tarde fue corregido por algunas tecnologías que depuraban estos desechos de pulpa y de los servicios sanitarios de las fincas circunvecinas; tecnologías diseñadas por el Comité de Cafeteros, la Universidad del Quindío y la Gobernación del Quindío.

La microcuenca de la quebrada La Jaramilla que atraviesa el municipio desde el nororiente hasta el occidente de la comarca, con un puente por la entrada interna al municipio viniendo por el Club Campestre y hoy la zona industrial y el parador de camioneros del Puerto Seco, fue por mucho tiempo un límite interno del poblado, con sitio de baño denominado La Sapera (llamada así por ser el vertedero de las aguas residuales domésticas por mucho tiempo y punto de surgimiento de ranas y zapos), justo ahí al frente de la finca las Anapoima (la que mi padre administró por algunos años cuando llegamos de Rionegro Antioquia), y cerca a Machito, donde confluyeron varias generaciones e incluso punto de encuentro entre adolescentes y muchachas dispuestas a los inicios de las prácticas sexuales, provenientes de lo que en ese entonces se llamaba “El Barrio”, sector urbano ubicado antes de llegar al cementerio.

División Político-Administrativa

El territorio de La Tebaida ha pertenecido históricamente a los siguientes territorios y divisiones político-administrativas, como sigue:

Los territorios donde hoy está La Tebaida, primero pertenecieron al territorio del Gran Estado del Cauca y al período histórico de lo que la profesora e historiadora Olga Cadena, entre otros, denominó Período Caucano.

Dentro de esos territorios, había varios polos de desarrollo y de aglomeración demográfica, como Popayán, Cali y Cartago; en nuestro caso estaríamos entorno a la órbita del Territorio de Cartago, igual que la ya denominada Provincia del Quindío. Todo esto cobijó a La Tebaida.

Posteriormente, para su surgimiento como Municipio y consolidación definitiva, estaría territorial e históricamente enmarcado y determinado por el denominado Territorio del Gran de Caldas.

Y, por último, a partir de la creación del Departamento del Quindío, hemos estado dentro de su división político-administrativa, como uno de los doce municipios que integran tal entidad territorial.

Los períodos históricos del Municipio de La Tebaida, están demarcados por los siguientes hechos políticos, administrativos y naturales:

Primero como territorio habitado por nativos pertenecientes a las familias Quindos, Pijaos y Quimbayas, y seres humanos anteriores a estas denominaciones. Con dataciones entre 10 mil y 12 mil años de antigüedad.

Segundo como territorio poblado por colonizadores y cosecheros provenientes principalmente de Antioquia, Caldes, el Tolima, el Valle y el Cauca. Entre las décadas de 1870 y 1890.

Tercero, desde la fundación como poblado hasta su declaratoria como Corregimiento. Desde 14 de agosto de 1916.

Cuarto, desde su vida como Corregimiento hasta su creación como Municipio. Desde 1 de Julio de 1917.

Quinto, desde la municipalidad caldense hasta la creación del Departamento del Quindío. Desde el 23 de Julio de 1954, por Decreto 547, siendo Gobernador de Caldas el General Gustavo Sierra Ochoa y el Presidente de la República el General Gustavo Rojas Pinilla, hasta el 19 de enero (proyecto de Ley) y el1 e Julio 1966, que empieza a funcionar el Departamento como tal.

Sexto, desde este hecho hasta el Terremoto ocurrido en el Eje Cafetero, en la aciaga fecha del 25 de enero de 1999 y

Séptimo, desde este desastre natural, su reconstrucción física, hasta la actualidad. 2023.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net