• JUEVES,  18 ABRIL DE 2024

Mascotas  |  02 febrero de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

El cornish rex, una raza conocida como "el galgo de los gatos"

0 Comentarios

Imagen noticia

El primer cornish rex y que se convertiría en el padre oficial de esta raza fue un gatito rojo tabby que nació en julio de 1950 en Cornualles. Su madre era una gata común sin raza color carey, y solo él entre los cinco hermanos, al que bautizaron como Kalli, mostraba un pelaje inusualmente rizado. El veterinario que supervisaba la salud de la madre y de los gatitos propuso a la tutora que se pusiera en contacto con un genetista felino, y juntos iniciaron un programa de cría. Fue tal la expectación que generó esta curiosa mutación (era el primer gato de pelo rizado del que se tenía conocimiento), que en 1956 la revista Life le dedicó un artículo a Kalli y a la descendencia que por entonces habían logrado con el programa de reproducción. Pero como ya hemos contado en otras ocasiones, iniciar una raza nueva no es fácil, y el programa de cría en su país de origen se interrumpió a causa de que los implicados se quedaron sin fondos y la inversión financiera fue imposible de afrontar.

El relevo lo cogieron los criadores norteamericanos, donde ya habían sido importados algunos ejemplares, a lo que se añadió la casualidad de que apareció otra hembra de pelo rizado en un refugio de animales de California que resultó tener la misma mutación que Kalli, y también entró en el nuevo programa de cría. La raza fue finalmente aceptada por las asociaciones felinas en 1984.

Los cornish rex, son gatos nada tímidos ni reservados, a los que les encanta estar en el centro de la vida familiar y recibir atención. Son aptos para vivir con niños y otros animales, pero necesitan una estimulación ambiental muy alta y cabe señalar que son muy sensibles a las bajas temperaturas debido a la ligereza de su pelo, que es extremadamente fino. No les gusta la soledad y también se advierte de que pueden desarrollar ansiedad por separación, por lo que no es aconsejable para personas que pasen mucho tiempo fuera de casa o quieran un gato tranquilo y discreto.

Debido a su anatomía de pura fibra, músculo y patas largas, además de hacer gala de una agilidad acrobática muy destacada, se les llama cariñosamente “los galgos del mundo felino”. El estándar del cornish rex admite todos los colores tanto de manto como de ojos, incluidos los colourpoint.

Es una raza a la que se la asocia con ser hipoalergénica. Esto es falso y se debe huir de quienes lo utilicen como reclamo. Los cornish sueltan muy poco pelo, pero recordamos que la alergia la produce una glicoproteína presente en la orina, saliva y en las glándulas sebáceas.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net