• MIÉRCOLES,  29 NOVIEMBRE DE 2023

Colombia  |  24 enero de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Presidente Petro reiteró que hay que reducir el consumo con prevención, ante el fracaso global de la guerra contra las drogas

0 Comentarios

Imagen noticia

El presidente, Gustavo Petro, reiteró en Davos (Suiza) la necesidad de “descriminalizar y llevar a la reducción de consumo por la vía de la prevención” al insistir en que si se hace un balance de los 50 años de la lucha mundial contra las drogas se “podría decir que es un absoluto, total fracaso”.

El llamado lo hizo el jefe de estado, al intervenir en la sesión ‘Liderazgo para América Latina’, realizado en el marco de la reunión del Foro Económico Mundial.

Además del presidente Petro, intervinieron como panelistas los Mandatarios de Costa Rica, Rodrigo Chávez Robles, y de Ecuador, Guillermo Lasso, y la vicepresidente de República Dominicana, Raquel Peña.

Para sustentar el fracaso de esta lucha global, el Mandatario colombiano dijo que hay “millones de presos en Estados Unidos, la mayoría negros; un millón de muertos en América Latina, la mayoría colombianos; unas organizaciones que ya no son las que aparecen en televisión como a lo Pablo Escobar sino verdaderas multinacionales poderosas de las transferencias de sustancias en todo el mundo, que van dejando en toda América, por ejemplo, las ciudades y pueblos más violentos del mundo si se miden por tasa de homicidios”.

“No podemos pacificar a Colombia sino con una visión territorial y macro, es decir, si no ponemos en debate la política antidrogas fracasada al día de hoy con Estados Unidos, tenemos serios problemas”, manifestó al agregar que “ese diálogo lo hemos comenzado, no debería ser Colombia – Estados Unidos, debería ser con las Américas frente al mundo, porque la política tiene que variar”.

Por esta razón, recalcó que “ya no es un problema colombiano, es un problema multinacional, con algunos organismos dominantes como los que se han establecido criminalmente en México que logran tener posición dominante”.

Por esta razón, anotó que “no podemos pacificar si las regiones excluidas de Colombia, en donde se desarrollan las mayores violencias del país, no logran una inclusión en la política social” y al poner como ejemplo la situación de Tumaco (Nariño), que tiene los mayores índices de producción de cocaína del planeta, aseguró que la política sería “un sistema de prosperidad, en donde el mundo incluso podría ayudar”.

Puso como ejemplo que “en vez de cultivos de hoja de coca, podríamos tener cultivos de cacao y transformado allí, no exportado en bruto sino transformado ahí como chocolate, uno podría comprar Nestlé”, por lo que enfatizó: “Podría ser, quizás, uno de los principales instrumentos para la paz de Colombia siempre y cuando entendiéramos que hay que cambiar, también, la política mundial antidrogas que ha fracasado estruendosamente”.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net