Neuroplasticidad… el super poder del cerebro

28 junio 2024 10:00 pm

Compartir:

Charlye Hincapié Tangarife*

Todo lo que representamos como personas, nuestros recuerdos, anhelos, miedos, valores, conocimientos y capacidades, están inmersos en una gran telaraña formada por la asombrosa cantidad de 100.000 millones de células cerebrales denominadas neuronas; a su vez, cada una de ellas tiene la capacidad de conectarse con hasta otras 10.000 de sus compañeras, construyendo así un total de 1.000 billones de posibles conexiones neuronales. Cada uno de estos lugares de encuentro en el que se conectan las neuronas se denomina sinapsis, término que fue descubierto por el fisiólogo de Oxford Sir Charles Sherrintong, a principios del siglo XX.

El modo de ver y comportarnos en el mundo, los planes y proyectos, el nivel de conciencia y la calidad de personas que somos, depende del buen funcionamiento de los lóbulos prefrontales, que son lo último que se desarrolla en el cerebro, los cuales, más o menos completan su maduración a los 21 años, de ahí el concepto de mayoría de edad, aunque ahora los investigadores consideran que es cerca de los 30 años cuando ocupan aproximadamente el 30% del volumen del cerebro.

Es allí en los lóbulos prefrontales donde se constituye la base de la neuromodelación consiente de las redes neuronales, pues ellos brindan una capacidad única en la naturaleza, que es el poder decidir nuestro destino, otorgarnos el privilegio de tener una vía de escape a lo que biológicamente y nuestro proceso evolutivo nos impone, gracias a ellos podemos elegir qué cosas de la cultura tomaremos, y que experiencias nos servirán para el futuro y remodelar viejas redes si es que ya no nos agradan, o crear nuevas redes, si es que consideramos que nos brindan más beneficios para nuestra vida con el fin de que el proyecto del ser humano pueda concretarse con éxito.

Es así como según las neurociencias, el término neuroplasticidad es la capacidad que tiene nuestro cerebro de cambiar, e ir adaptándose al entorno en que se encuentra o a experiencias vividas, es decir, que el cerebro tiene ese super poder de resetearse, de cambiar nuestros hábitos, creencias, comportamientos, y pensamientos; así como funciona un computador, es el hardware de nuestro cerebro. Esa maravillosa capacidad de nuestro cerebro es la neuroplasticidad, la que nos permite deconstruirnos para crear nuevas creencias, nuevos valores, nuevos pensamientos que nos llevan a construir un nuevo “Yo”, ese proceso de destejer y retejer nuestras redes neuronales de las que hablábamos al principio, que nos aumenta la capacidad de adaptación a nuevos territorios muchas veces inhóspitos de nuestro interior, también el aumento de las 3 posibilidades de supervivencia, porque al fin y al cabo de eso se trata la vida la cual es cambiante y nos desafía día a día.

Hay un término fascinante y es la neuroplasticidad consciente y es aquella que muchas veces cuando asistimos a terapia nuestro psicólogo nos da herramientas para empezar este proceso, o cuando sabemos que estamos estancados en algún área de nuestras vidas y nos vemos en la necesidad de hacer una pequeña reingeniería a todo nuestro sistema de creencias y modus operandi en nuestras vidas, pues muchas veces nos saboteamos apegándonos a patrones repetitivos y tóxicos que aunque nos tienen en una zona de confort, sabemos que estamos en un letargo y no avanzamos y requerimos de crear nuevos circuitos, remodelar los antiguos o simplemente suprimir algunos.

Para que la neuromodelación sea posible, también debe producirse el fenómeno inverso, es decir, que si una red o circuito no se usa, debe ir poco a poco perdiendo las células que lo componen, hasta casi desaparecer; es por lo expuesto anteriormente que existen dos tipos de neuroplasticidad: La positiva que es la que se encarga de crear y ampliar las redes neuronales y la negativa que es la que se encarga de eliminar, disminuir, deconstruir, o destejer aquellas redes, acciones, pensamientos, sentimientos, etc., que ya no se utilizan para nuestro avance en la vida en busca de un proyecto de vida que nos satisfaga.

*Psicóloga Operador Terapeuta en Drogodependiencias y Adicciones Tel: 312 471242 @: [email protected] Instagram: psycochar_

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido