Turistas vs.  visitantes, he ahí el dilema

16 junio 2024 10:30 pm

Compartir:

Iván Restrepo R.

Me da la impresión que el sector que tiene que ver con el turismo regional desconoce algunos conceptos inherentes al mismo y que bien deberían de ser motivo de estudio y reflexión. Uno de ellos es el que tiene que ver con la vocación que ha tomado el destino en años recientes, en donde un 10% de las personas que visitan a nuestro departamento son TURISTAS y el resto, o sea 90% son VISITANTES; recordemos que según lo dicta el ente que rige los destinos del turismo en el mundo, la OMT, turista es aquella persona que pernocta en el destino visitado mínimo una noche, mientras que el visitante es aquel que visita el destino pero que no necesariamente duerme acá.

Ahora bien, no podemos bajo ninguna premisa descalificar a uno o al otro; del 10% viven mayormente los hoteles quienes a su vez visitan parques temáticos y los pueblos de nuestro departamento; el grueso, ese 90%, está compuesto por aquellos que hoy en día vienen desde Girardot, Popayán, Manizales y localidades intermedias a pasar un día entre nosotros; unos consumen acá y otros vienen con el fiambre empacado. Esto me da pie para compartirles a ustedes lo que para mi es un enunciado no reversible: “Todo turista para una región es visitante, pero todo visitante no es turista”

Esta reflexión tiene un profundo mensaje cuando se trata de planificar las acciones de Promoción y Marketing para un destino o emprendimiento turístico.       

BREVES DEL QUINDIO:

Muy preocupante el estado actual de la obra que con tantos bombos y platillos empezaron en Calarcá; me refiero a la adecuación de la calle 40 entre las carreras 24 y 22. Comenzaron muy bien y todos a quienes nos duele el terruño esperábamos que el desarrollo de la misma se llevase a cabo sin tropiezo alguno, pero la realidad es otra. Al momento han transcurrido mas de 30 días y la obra está parada, y a quienes he preguntado sobre esto no me han podido dar una respuesta satisfactoria, al punto tal que ya están cayendo en “la transferencia de culpas”, siendo que el ciudadano del común como este que escribe, solamente desea saber ¿CUÁNDO TENDREMOS FELIZMENTE TERMINADA ESTA MAGNIFICA OBRA?

El Café de Carlos, en la esquina de la carrera 23 con calle 40, que me atrevo a pensar se ha convertido en una de las salas de recibo de Calarcá, es quizás uno de los mas afectados pues su clientela ha disminuido ostensiblemente, esto a pesar que las obras que se llevan a cabo en su entorno no han impedido la operación del lugar (excepto los días en que estuvo el taladro haciendo de las suyas).

A mis queridos coterráneos los invito a seguir frecuentando este hermoso lugar en donde mamá e hijas siguen en la brega, haciendo de tripas corazón para continuar operando de la mejor manera como ellas lo saben hacer, para Blanquita, Angela y Jimena van mis mejores deseos y que este impasse se solucione de forma inmediata. No bajen la guardia, Calarcá y el Quindío están con ustedes; por mi parte me niego a dejar de frecuentar este que es uno de los lugares preferidos en mi querido Calarcá.

Hasta la próxima,

[email protected]

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido