Los animales silvestres de Armenia nos hablan

5 mayo 2024 10:08 pm

Compartir:

No nos alegremos por ver animales silvestres en edificios públicos o privados en Armenia. Esta es una señal de expulsión de estos animales de su hábitat natural por parte de la acción del hombre. Armenia es aún una ciudad verde, podríamos decir que es un bosque donde se ha hecho una ciudad, por donde pasan por lo menos 52 quebradas, todas contaminadas con las aguas residuales que llegan de las casas, los condominios de apartamentos, los comercios, los edificios públicos, colegios, las industrias, etc. Y en ese bosque que aún somos, hay muchos animales: mamíferos, reptiles, aves, entre otros.

Ver esos animales salir de sus refugios de los bosques y penetrar en edificaciones, es una alerta, ellos nos están hablando, nos están haciendo un llamado urgente para revisar las acciones urbanísticas que están ocurriendo en los relictos boscosos y que están expulsando a los animales de su hábitat. Sucedió hace una semana en el norte de Armenia cuando un zorro y un perro de monte llegaron a las instalaciones del Museo del Oro Quimbaya, y fueron detectados por los funcionarios y las cámaras del lugar.

Es evidente para cualquier persona que sea sensible a la conservación y cuidado de los animales, que estas criaturas silvestres buscan lugares refugios o donde puedan hallar comida, tras la pérdida de su propio espacio en el bosque, tras el avance del urbanismo, como viene sucediendo en los linderos del bosque La Aldana, sobre las avenidas Bolívar y 19 de enero, zona comprendida entre las calles 26 a 50 norte donde hay una importante invasión del territorio boscoso por parte de constructores.

Recientemente hubo un corte enorme de un guadual en un bosque de la calle 50 norte, con carrera 19, costado occidental, frente a la locomotora de la rotonda Vásquez Cobo, con quemas incluidas, lo que provocó una estampida de animales silvestres a varios sitios aledaños, como colegios, casa de retiros San Pablo y el propio Museo del Oro. 

Diferentes personas de la zona reportaron animales lesionados, con quemaduras de diferentes grados, como también especies muertas. Todo esto demuestra una intervención de urbanistas en este importante corredor biológico de la ciudad.

Es muy urgente adoptar una política de protección de los animales, pero especialmente de su hábitat. En este corredor, especialmente en el bosque La Aldana, un relicto entre las carreras 14 y 19, entre las calles 26 y 50 norte, se observa una notoria invasión del espacio ambiental por parte de varias construcciones, lo que viene afectado la fauna de la zona.

En esos bosques hay perro de monte, zorros, zarigüeyas, oso perezoso, guatines, serpientes, ranas, lagartijas y numerables pájaros, entre otros, que estamos expulsando, que les estamos robando su espacio, que los estamos enfermando, les quitamos su alimento, los estresamos, es decir, los estamos matando.

El gobierno municipal de Armenia y departamental del Quindío, como la CRQ deben de actuar de forma inmediata, para evitar la extinción de estas especies, que nos están diciendo, con sus visitas a las edificaciones, que están en peligro de extinguirse de estas áreas. Lástima que la modificación que se hizo recientemente del POT de Armenia, actúa en contrario.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido