La carta que nuestros dirigentes no firmarán

15 mayo 2024 10:30 pm

Compartir:

La dirigencia quindiana decepcionó con la carta que suscribió a la ANI frente a la posición de caldenses y risaraldenses que se oponen a la construcción de la doble calzada Calarcá-La Paila. La carta quindiana es tímida, timorata, pálida, tibia, esquiva a los intereses del Quindío, sin fuerza ni contundencia en defensa de su territorio. Apoya todo, y eso no está mal, lo que no entiende el ciudadano es que no se comprometa con fortaleza y cite directamente esa mal hiriente frase de caldenses y risaraldense cuando afirman: “…el corredor Calarcá – La Paila no corresponde a las necesidades específicas de la región del Eje Cafetero…”.

Y que no vayan ahora algunos dirigentes nuestros a decir que ellos no se comprometieron con esa carta, como lo hizo el senador Juan Pablo Gallo cuando los quindianos lo tildaron de traidor, tras firmar la misiva de oposición a las obras del Quindío.

Esa no era la carta que había que enviarle a la ANI señores dirigentes del Quindío. Ser tibios, casi indiferentes nos ha costado muchas pérdidas en el pasado, frente a Caldas y Risaralda. Por eso, les presentamos la verdadera carta, la carta que los ciudadanos quindianos quisieran leer de parte de sus dirigentes:

“Armenia, mayo 16 de 2024

Doctor

Francisco Ospina Ramírez

Presidente de la ANI

Respetado doctor Ospina

Los dirigentes gremiales, económicos, políticos, gubernamentales, académicos y empresariales, en nombre de cada uno de los ciudadanos que habita nuestro pueblo del Quindío, queremos expresarle nuestra inconformidad con la posición asumida por la dirigencia de Caldas y Risaralda frente a la construcción de la doble calzada Calarcá-La Paila.  Dicen, doctor Ospina, los dirigentes de Caldas y Risaralda, en carta allegada a su despacho, que “…el corredor Calarcá – La Paila no corresponde a las necesidades específicas de la región del Eje Cafetero…”. Nefasta mentira la que en un momento infortunado firman los dirigentes de estos dos departamentos. Esta mentira busca acaparar toda la inversión futura del proyecto Conexión Centro para Caldas y Risaralda, sin importarles el Quindío, su desarrollo y mucho menos la trascendental conexión nacional de la vía Bogotá-Buenaventura.

Frente a esa falacia que desde Risaralda y Caldas quieren imponerle al concesionario de Autopistas del Café y a la ANI, el pueblo del Quindío y su dirigencia en general se ponen de pie para defender sus derechos, su dignidad y su necesidad de desarrollo social y económico que representa la construcción de la doble calzada Calarcá-La Paila. Nadie más que la ANI conoce la importancia de esta obra para el desempeño leal de la competitividad de Colombia, y nadie como el gobierno nacional sabe que la doble calzada solo es posible en poco tiempo si existe la inversión privada a través de la concesión, como se ha previsto con la empresa que ha presentado el proyecto correspondiente.

Respaldamos durante 25 años las obras de la Autopista del Café, donde las grandes inversiones se hicieron en el tramo Pereira-Manizales, y apoyamos las nuevas obras previstas en esa ruta por el proyecto Conexión Centro, pero no compartimos la forma indignante, soberbia y mezquina con que caldenses y risaraldenses quieren suprimir del proyecto actual la doble calzada Calarcá-La Paila. Nos duele esa actitud, nos lacera ese pensamiento cicatero de aquellos que hemos considerado siempre hermanos de raza y de luchas por construir un futuro mejor para nuestras gentes.

Considerando la oposición de Caldas y Risaralda frente a nuestros intereses y los intereses de la nación de construir la doble calzada Calarcá-La Paila, los quindianos cerramos filas en unidad y apoyo a este proyecto y ofrecemos nuestro concurso a la ANI y al concesionario de Autopistas del Café para hacer realidad, lo más pronto posible, este viejo anhelo de nuestro pueblo.

Atentamente,

Dirigencia quindiana”

Esta es, sin duda la carta que no se escribirá por parte de la dirigencia del Quindío, pero que, seguramente, quisieran los ciudadanos que se escribiera alguna vez. Por nuestra parte, EL QUINDIANO le pone la rúbrica.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido