Variedad de perspectivas en el control cultural de la broca del café

16 mayo 2024 10:15 pm

Compartir:

En la Universidad del Quindío se realizó el Foro de Encuentro de Sentires y Saberes: Experiencias sobre el control cultural de la broca en cultivos de café, una iniciativa liderada por las estudiantes María del Mar Restrepo y Marta Ortega, estudiantes de último semestre del programa de Biología, en colaboración con la docente Mónica Patricia Valencia. Allí se buscó rescatar prácticas tradicionales no documentadas que han generado una reflexión profunda sobre la coexistencia entre el ser humano y la broca en el cultivo del café.

La investigación, que se originó como parte del trabajo de grado de Restrepo y Ortega, tomó un giro inesperado cuando los estudiantes comenzaron a interactuar con caficultores locales. En lugar de encontrar métodos convencionales de control biológico o químico, descubrieron interesantes perspectivas de coexistencia pacífica con la broca. Este enfoque, que no estaba respaldado por la literatura científica convencional, despertó su interés en explorar más a fondo esta dinámica poco estudiada.

La profesora Mónica Valencia, adscrita al programa de Biología de la Universidad del Quindío, fue quien se convirtió en una figura clave en el desarrollo del proyecto. Su apoyo ha sido fundamental para rescatar y documentar las prácticas tradicionales de los caficultores, que, a pesar de su importancia, han permanecido invisibles en la investigación académica y en las políticas.

El proyecto no solo ha generado conocimientos valiosos sobre el control cultural de la broca del café, sino que también ha abierto un espacio para el diálogo entre la academia y las comunidades locales. Este intercambio de saberes no solo enriquece la comprensión científica del tema, sino que también promueve un enfoque más holístico y respetuoso hacia la gestión de plagas en los sistemas agrícolas.

La próxima etapa del proyecto implicará la compilación de las experiencias recopiladas en una cartilla y otros materiales educativos, que se distribuirán entre las comunidades como una forma de devolución de los resultados. Este esfuerzo no solo busca compartir conocimientos, sino también empoderar a los caficultores para que sigan utilizando y preservando sus prácticas tradicionales en la gestión sostenible de sus cultivos.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido