75 años del Batallón Cisneros, el del barrio San José de Armenia, hoy en Pueblo Tapao

19 mayo 2024 2:28 pm

Compartir:

Hace 75 años, los hombres de la divisa púrpura marcaron el inicio para el Batallón de Ingenieros N.° 4 desde Bello, Antioquia, y luego en 1958, fueron ubicados en la ciudad  de Armenia y, desde entonces, la comunidad los reconoce con afecto como el Batallón Cisneros, nombre dado en reconocimiento al señor Francisco Javier Cisneros, procedente de Santiago de Cuba, quien se radicó en Colombia y fue promotor del desarrollo ferroviario en Colombia, desde el siglo XIX.

El Batallón de Ingenieros de Combate N.° 8 Francisco Javier Cisneros cada día hace honor a su nombre y a lo largo de su historia ha dejado la huella indeleble de las torres de Castilla, a través de obras de gran importancia para la comunidad quindiana, risaraldense y caldense.
 
Desde sus inicios, su trabajo ha sido determinante. En 1956, con la reconstrucción del aeropuerto de La Tebaida, construcciones de escuelas y vías de gran importancia para la región los hacen una de las unidades más queridas por la población desde hace ya siete generaciones. 
 
Tras el devastador terremoto de enero de 1999, se iniciaron los trabajos de construcción, ubicando este Batallón en las instalaciones actuales, de manera que se ajustaran al entorno de desarrollo regional y requerimientos de seguridad que de las Fuerzas Militares se hace a la sociedad civil.
 
Hoy, hombres y mujeres del Arma de Ingenieros se desempeñan en diversos roles; son los encargados de desarrollar tareas de estabilidad en los departamentos del Quindío y Valle del Cauca; se suman al progreso de los territorios a través de iniciativas gubernamentales como Colombia Rural y atienden el llamado de las comunidades y de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, cuando requieren de la intervención de su Unidad de Atención de Desastres.
 
Es así que, en el año anterior, cuando fue decretada la alerta naranja por la actividad sísmica el volcán nevado del Ruiz, dispusieron de sus soldados y de la maquinaria para despejar las rutas de evacuación para los habitantes de los departamentos de Caldas y Risaralda, ante una posible erupción.  
 
En este 2024, cuando el país atraviesa el fenómeno de El Niño y de La Niña, son los ingenieros militares de los primeros organismos de socorro que se suman a la atención de incendios forestales, deslizamientos de tierra y desbordamientos de afluentes hídricos; es de esta manera que los soldados que llevan por lema Vencer o Morir engrandecen estas tierras que atraen el turismo.
 
Los ingenieros militares continuarán alineados siempre a los propósitos del Comando Superior establecidos en el Plan de Campaña Ayacucho, que no es otro que proteger la vida de los colombianos a través de la misión que la Constitución les ha encomendado. 
 
De igual forma, hoy se conmemora el cuadragésimo octavo aniversario de la creación del Cuerpo de Profesionales Oficiales de Reserva de las Fuerzas Militares de Colombia, cientos de profesionales de diversas áreas, hombres y mujeres que con pasión, entrega, dedicación y altruismo  han contribuido al cumplimiento de la misión del Ejército desde sus esferas y roles en la sociedad civil, han sido un puente entre la comunidad y la Fuerza, llevando bienestar a las propias tropas y brindando todas sus capacidades profesionales a las comunidades más vulnerables del Eje Cafetero. 

A este personal se le otorgó la medalla Cruz al Mérito General Fernando Landazábal Reyes, de la unidad simbólica del Arma de Comunicaciones, y la medalla militar Miguel Antonio Caro.
 
Así mismo, 39 hombres y 9 mujeres del Ejército Nacional que profundizaron en las capacidades de ingenieros militares, a través del curso de despeje de artefactos explosivos, a partir del momento están en la capacidad de brindar movilidad y contramovilidad a las tropas en el área de operaciones. 

A partir de ahora, ellos tienen la ardua misión de iniciar este noble camino, conformar equipos EXDE para contrarrestar el riesgo de las minas antipersonal y artefactos explosivos improvisados.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido