Cinco secretos para aprovechar al máximo el tiempo de descanso

22 mayo 2024 7:56 am

Compartir:

Dormir y descansar adecuadamente son fundamentales para mantener una buena salud física y mental. Un colchón y una almohada de calidad son elementos esenciales para asegurar un sueño reparador. Un colchón que se adapte a las necesidades individuales de apoyo y comodidad, junto con una almohada que proporcione el nivel adecuado de soporte para la cabeza y el cuello, pueden mejorar significativamente la calidad del sueño.

Para Martha Luz Gómez Núñez, CEO de Colchones El Dorado, un descanso adecuado no solo rejuvenece el cuerpo, permitiendo una mejor función cognitiva y física durante el día, sino que también contribuye a la prevención de dolores y molestias musculares, promoviendo así un bienestar general óptimo. Por lo tanto, invertir en un colchón y una almohada de calidad es una inversión en la salud y el bienestar a largo plazo.

Siete recomendaciones para un buen descanso

1.            El tamaño de la cama: Una cama grande proporciona mayor comodidad y libertad de movimiento al dormir solo, permitiendo estirarse y cambiar de posición fácilmente. Para las parejas, este espacio adicional promueve un sueño más reparador al evitar interrupciones por el movimiento del compañero.

2.            Almohada: El 30% de la calidad del descanso está determinado por la almohada, por lo tanto, es crucial encontrar la almohada adecuada que se adapte a las necesidades y preferencias individuales de cada persona.

Una buena opción será elegir almohadas de última tecnología que ofrezcan beneficios adicionales, como la incorporación de cristales, incluyendo oro y plata, ayudando a mejorar el ritmo cardíaco, la recuperación muscular y la respiración.

3.            Soporte del colchón: Un colchón ideal ofrece un soporte firme pero adaptable, especialmente en las 7 áreas más importantes (Cabeza y Cuello, Cervical, Dorsal, Lumbar, Muslos, Pantorrillas y pies), sin comprometer la comodidad en las capas superiores, que suelen ser suaves y acogedoras.

4.            Temperatura del Colchón. Mantener una temperatura corporal adecuada garantiza un sueño reparador y profundo. Se debe seleccionar la tecnología más avanzada para termoregular la temperatura del cuerpo, reduciendo la transferencia de calor y ayudando a mantener el cuerpo fresco mientras descansa, mejorando el equilibrio y la concentración mientras la persona duerme.

5.            Cambiar el colchón: Es recomendable cambiar el colchón cada 7 a 10 años para mantener un nivel óptimo de confort y soporte. Con el tiempo, los colchones tienden a perder su firmeza y pueden acumular suciedad, ácaros y alérgenos, lo que puede afectar la calidad del sueño.

“Es importante escuchar al cuerpo, asegurarse de obtener un descanso renovado. Para lograrlo, nos comprometemos a utilizar la tecnología más avanzada e innovadora disponible.” aseguró Gómez Núñez.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido