Perrita extraviada sobrevivió dos meses en una cueva

15 agosto 2022 4:55 pm

Compartir:

El instinto de los animales les permite adaptarse a diferentes condiciones y buscar los medios para sobrevivir, aun si se trata de uno doméstico que siempre ha tenido a un ser humano para satisfacer sus necesidades, pues el frío, el hambre o la importancia de mantenerse seguro, hace que dichas reacciones naturales salgan a relucir.

Seguramente esto fue lo que sucedió con Abby, una perrita que duró aproximadamente dos meses al interior de una cueva en Missouri EEUU, luego de haberse escapado de casa, hasta que finalmente fue encontrada el pasado 6 de agosto; vale la pena mencionar que se encontraba a 500 metros de profundidad.

Gerry Keene, un espeleólogo ingresó a dicha cueva para llevar a cabo sus labores profesionales y encontró a esta canina acostada en una piedra, aparentemente en no muy buenas condiciones, probablemente por todo el tiempo que duró ahí metida, luchando por conservar su vida y no morir de hambre.

Este hombre le tomó una foto y volvió a salir por ayuda, pues tenían que bajar por una cuerda y subirla por allí mismo, en un espacio vertical muy estrecho. Rick Haley, asistente de Bomberos, se encontraba en dicha zona y al escuchar lo sucedido decidió brindar su apoyo a Keene.

Desconocían cuánto tiempo podría haber estado allí, por lo que intentaban acelerar el trabajo para sacarla lo más pronto posible; no obstante, lo más sorprendente surgió antes de descender para el rescate, pues Keene mostró la fotografía de esta peludita a algunos vecinos del sector, quienes de inmediato la reconocieron y manifestaron que se trataba de Abby, la mascota de un residente, la cual se había perdido el 09 de junio al estar jugando con otro canino.

Ya conociendo mayor información sobre la perrita, empezaron con el plan, para lo cual tardaron aproximadamente 15 minutos bajando a la cueva; sin embargo, para subirla fue un poco más complicado, pues tenían que llevarla en una maleta acolchada para atravesar el espacio apretado, motivo por el cual en este proceso gastaron una hora más.

Afortunadamente el rescate fue todo un éxito; fue un momento muy conmovedor pues Jeff Bohnert, el propietario de la perrita, ya se encontraba allí para el reencuentro, agradeció con mucha emotividad a estos dos hombres y se llevó a Abby a casa, para brindare la atención y cuidados necesarios.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido