En Bogotá deambulan más de 66 mil perros callejeros

17 agosto 2022 6:39 pm

Compartir:

Los perros callejeros siguen siendo un problema de orden público en varias zonas del país, especialmente en Bogotá, lo cual preocupa por la falta de garantías que se le podrían brindar a estos seres abandonados y la necesidad de establecer políticas para velar por su bienestar; no obstante, hasta el momento no se conocía una cifra exacta para comprender mejor la situación.

Gracias a un estudio realizado por el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal, y en el cual participaron 352 colaboradores para realizar el trabajo de campo; se implementó una metodología de muestreo con transecto lineal y se hizo uso de una herramienta tecnológica especial para la georreferenciación, registro y análisis de la información, con el fin de “estimar la cantidad y densidad (número de animales por km2) de la población de los perros deambulantes y obtener datos sobre la estructura y estado de salud.

“Somos pioneros en el país y segundos en Latinoamérica, después de Ecuador, en aplicar esta metodología para alcanzar una aproximación a la realidad de estos seres vulnerables. Para el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal es un orgullo presentar las conclusiones de este estudio que, sin duda, marcará una dinámica en el manejo de perros deambulantes y servirá de ejemplo para el país”, dice Adriana Estrada, directora del IDPYBA.

No obstante, los resultados son preocupantes por la gran cantidad de peluditos que permenecen en abandono, teniendo en cuenta que la información reportada en más de 10 mil registros que se obtuvieron demuestra que hay aproximadamente “66.467 perros deambulantes en Bogotá y una densidad de 165 (animales por km2).

La mayoría de los animales en condición de calle se identificaron en la zona Sur (Ciudad Bolivar y Usme) y Sur Oriental (San Cristobal y Santa Fe), en sectores que limitan con partes rurales y la Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental; y en la zona Occidental y Suroccidental (Fontibon, Kennedy, Bosa), en sectores que limitan con municipios como Soacha, Mosquera y Funza.

La mayor parte de los perros eran adultos, de tamaño mediano, mestizos, sin embargo, también se encontraron algunas razas como poodle, labrador, beagle, schnauzer, pinscher, husky siberiano, bóxer, cocker spaniel, golden retriever, pastor alemán, chow chow, pug, pastor collie, bobtail y shar pei. Además, el 57% fue reportado como perro de cuadra y el 34% como perro callejero. Asimismo, la mayoría demostró tener vínculo con el ser humano.

Sobre su salud, en los registros, el 48% reveló que su estado era “regular”, seguido de un 44% en el que era “excelente”; no obstante, un 52,25% demostró tener alteraciones en un sistema del cuerpo, y de estos mismos, un 9,38% las tenía en más de un sistema.

Con dichos hallazgos, el IDPYBA espera poder entender aún mejor la dinámica de esta población de animales para “establecer una línea de base que conduzca al desarrollo de políticas públicas, a través de las cuales se encaminen acciones, iniciativas, estrategias y planes para su manejo”.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido