Síntomas de parásitos internos en los perros

23 agosto 2022 2:49 pm

Compartir:

Debido a la abundancia de asfalto, de superficies impermeables y de la escasa vegetación, las temperaturas en zonas urbanas son sensiblemente superior a los entornos rurales. Esto implica que los parásitos que afectan a nuestros animales de compañía puedan sobrevivir en estos ambientes urbanizados tanto en verano como en invierno, con más oportunidades para alimentarse.

Según una encuesta realizada por “MSD Animal Health”, un 82% de veterinarios afirmaba que han visto aumentados los tratamientos por infección de parásitos.

Por esta razón, los veterinarios recomiendan que debemos proteger a nuestras mascotas contra los parásitos durante el todo el año, para prevenir el riesgo de contagio y en sintonía con el movimiento “Una sola salud”, un enfoque internacional que trata de alertar de la importancia de abordar la salud humana, la sanidad animal y el medio ambiente bajo el mismo marco con equipos multidisciplinares, para abordar el riesgo de otras pandemias que ha causado el coronavirus.

El Centro de Ecología de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, destacó que los gusanos parásitos que afectan a nuestros animales de compañía tienen más probabilidades de saltar a los humanos que otras especies de parásitos.

Para atajar el problema y asegurarnos de que nuestro perro está convenientemente protegido y que también lo estamos nosotros evitando una transmisión por zoonosis, se recomienda una desparasitación interna cada tres meses.

Para los parásitos internos, las pastillas son el mejor método de prevención, y el sector de farmacología veterinaria, conscientes de que a veces puede ser complicado dárselas a nuestro perros, han desarrollado formatos masticables y con sabores para que nos resulte más sencilla la tarea. También existen de uso tópico (en la piel), o inyectables.

Muchos de los parásitos internos que pueden coger los perros, pueden derivar en problemas más graves y afectar a diferentes órganos, lesionar tejidos y causar obstrucción intestinal, anemia, insuficiencia cardíaca o en el peor de los casos, la muerte, por lo que es importante que ante la aparición de algún síntoma inusual en el animal, acudamos a un profesional en salud.

Algunos de los síntomas son:

  • Pérdida de peso.
  • Diarrea (pueden contener lombrices o gusanos).
  • Sangre en las heces.
  • Apatía y debilidad.
  • Dolor e inflamación abdominal.
  • Falta de apetito.
  • Pérdida de brillo en el pelo.
  • Tos.

Prestar atención a estos síntomas es fundamental para saber si un perro puede tener parásitos internos, y actuar en consecuencia.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido