Cardiomiopatía dilatada, enfermedad que afecta a los perros grandes

30 agosto 2022 3:38 pm

Compartir:

Cada perro, por su raza, tamaño y peso, es propenso a sufrir diferentes enfermedades. Por eso es importante que según el peludo que tengamos, nos informemos sobre a qué tipo de enfermedades son más propensos, sus síntomas y cómo prevenirlas. Una de estas enfermedades es la cardiomiopatía dilatada, que afecta más a los más grandes.

Se trata de una patología cardiaca que afecta muy concretamente al músculo cardiaco, ya que ocasiona su disfunción. Esto provoca que progresivamente se vaya perdiendo la capacidad de eyectar sangre (función sistólica) pero también de relajarse de forma correcta (función diastólica).

En el término de cardiomiopatía dilatada, se engloban patologías primarias (componentes genéticos) y secundarias (se producen por una causa externa al corazón), como podrían ser las secundarias a déficits nutricionales, agentes infecciosos, arritmias, tóxicos y patologías endocrinas.

Según estudios, se ha observado que Bóxers, Dóbermans y Terranovas siguen un patrón de herencia de tipo autonómico dominante, es decir, que una sola copia del gen con mutación par parte de uno de los progenitores es suficiente para que la mascota tenga un 50 por ciento de posibilidades de desarrollar la patología.

Al igual que ocurre con otras patologías cardiovasculares, las fases iniciales de la cardiomiopatía dilatada son asintomáticas, ya que no existe ningún síntoma en el día a día que nos pueda hacer saber que nuestro perro tenga este problema. Las pruebas médicas como ecocardiografías y el estudio Holter pueden mostrar hallazgos que nos confirmarán la presencia de esta patología.

En fases avanzadas, los síntomas serán debilidad, intolerancia al ejercicio, síncope, aumento de la frecuencia respiratoria, y, en ocasiones, de la frecuencia cardíaca; también puede darse un encharcamiento de pulmones, la insuficiencia respiratoria y la muerte.

En las fases avanzadas, la mediación irá encaminada a paliar los signos de congestión y mejorar la función sistólica del ventrículo, pero no a la cura de la patología.

En cuanto a su prevención, el diagnóstico precoz y la exclusión de la reproducción de los individuos afectados es la única forma que tenemos para ayudar a nuestras mascotas. Es vital que todos los pacientes de más de tres años y más de quince kilos, o raza predispuesta (Bóxer, Dóberman, Dogo, Terranova, Cocker), se realicen anualmente un screening de la patología que consiste en la realización de una ecocardiografía y estudio Holter.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido