El ragamuffin, un gato emparentado con los ragdoll, muy dulce y tranquilo

3 abril 2023 4:15 pm

Compartir:

Los ragdoll, sin duda, fueron la raza base de los ragamuffin, pero un grupo de criadores introdujo otras razas como persas y gatos domésticos sin raza de pelo largo para ampliar el acervo genético y la variedad de colores y patrones de pelaje.

Debido a que el nombre de ragdoll era una marca registrada, los fundadores de la nueva raza propusieron ragamuffin como una alternativa.

Los ragamuffin están admitidos como raza por unas pocas asociaciones felinas internacionales, y en fechas tan recientes como 2011. Si bien se admiten todos los colores presentes en la genética felina, incluyendo el colourpoint (el único color admitido del ragdoll), los gatos de este color pueden participar en la cría pero por el momento no se permite que participen en exposiciones de belleza o morfología.

Pese a poseer un pelaje largo y grueso, con subcapa espesa, el grosor de su pelo hace que no se enrede con facilidad y por lo tanto no requieren tanto mantenimiento como otras razas de pelo semilargo o largo. Son gatos de maduración muy lenta, alcanzando su desarrollo definitivo alrededor de los 4 años.

La aportación de los ragdoll como raza de base, que no en vano son conocidos como “muñecas de trapo” por su docilidad, y también de los gatos persas, raza íntegramente orientada a la compañía y a convivir en el interior desde sus inicios, han influido para que la personalidad de los ragamuffin se describa como de extrema dulzura y con un comportamiento excepcional en el hogar. Crean un profundo vínculo con los miembros de su familia y se consideran muy compatibles en la convivencia con niños de cualquier edad y con otros animales.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido