Cabal, Paloma, Abelardo, Pacho y Nieto

27 diciembre 2023 10:42 pm

Compartir:

Álvaro Ayala Tamayo

Los políticos que conocen los entresijos de su profesión siempre prefieren que su partido los bendiga en el último minuto.  El 2024 será un año para comenzar a conocer los perfiles de los posibles sucesores del actual presidente Gustavo Petro Urrego. Falta mucho, pero los tiempos políticos no se miden con reloj. Algunos le maduran el oído a los sufragantes y eso es un ejercicio de persistencia.

Colombia está preparada para elegir a una mujer como jefe de Estado, explican en los corrillos esquineros. En el partidor solo vemos dos, ojalá sean más. Sería interesante que otros partidos políticos destaparan sus cartas y entre ellas barajaran opciones femeninas.

Lo más probable es que la derecha ponga en el mazo a las actuales congresistas María Fernanda Cabal y Paloma Valencia. Ambas han mostrado ganas y no las esconden. No les da pena decir lo que representan.  Eso juega a su favor. Desconocemos si se traduce en votos porque no somos pitonisos.

El siguiente punto es saber si su partido Centro Democrático está dispuesto a elegirlas y darles el aval. Machismo sobra en dicho movimiento. Un hombre con más votos y reconocimiento nacional, allí no lo hay, por ahora.

El inconveniente surge con las alianzas. El momento político y el desgaste normal del economista Gustavo Petro, dirá a los rivales qué poner para enfrentar al progresista o izquierdista. Es natural que el actual jefe de Estado elija la suya, y, además, ya lo ha manifestado públicamente. Es probable que el presidente Petro quiera que una mujer de su partido lo suceda. Sabe que apoyando una candidata puede recuperar los votos perdidos con su gestión de gobierno. Así intentará lavar las manchas dejadas por su trabajo.

Las probabilidades de las doctoras Cabal y Valencia también dependen de los rivales que se matriculen en la carrera presidencial. No es de extrañar que el Centro Democrático haga coalición con otros partidos. En ese caso, Cabal y Valencia tendrían que mostrar que son pura sangre y correr bajo sus propios riesgos. Los primeros obstáculos los tendrán en sus mismas filas. Desde ya les dicen que ser mediáticas por el carril del Twitter es muy diferente a tener votos.

Los otros matriculados en el Centro Democrático son los viejos conocidos Pacho Santos y Rafael Nieto. El nuevo sería Abelardo Gabriel de la Espriella Otero. No ha ocultado las ganas. Es otro activista fuerte en redes sociales y con ideas definidas. No se esconde ni niega sus propósitos.

El jefe de ese grupo, expresidente Álvaro Uribe, veterano en ese tipo de eventos dirá que se debe aplicar el reglamento (estatutos del partido). Amanecerá y correremos, dicen los caballistas y los políticos.

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido