Investigación: lateralidad en ranas y sapos

6 marzo 2024 10:10 pm

Compartir:

Entre agosto de 2019 y abril de 2023, Maribel Rojas Montoya, bióloga y auxiliar administrativa de la Colección de Anfibios y Reptiles de la Universidad del Quindío, hizo 35 salidas de campo a 10 localidades de Colombia para muestrear anuros (ranas y sapos) y registrar su tamaño corporal, información sobre su microhábitat, determinar el tipo de locomoción (movimiento sincrónico o asincrónico) y aplicar el experimento que indicaría si la población estudiada tenía una tendencia a que la mayoría de sus individuos fuesen derechos o izquierdos en las extremidades delanteras. Este es el primer trabajo sobre este tema en Colombia y uno de los pocos que se realiza en campo en todo el continente americano.

La investigación permitió la publicación de un artículo científico en la revista Evolutionary Ecology en noviembre de 2023, que se tituló: Diestro o zurdo: ¿Será que el tipo de locomoción, tamaño corporal y el microhábitat están relacionados con la tendencia de lateralidad en extremidades delanteras en anuros?

Para llevar a cabo este trabajo, la bióloga Rojas Montoya visitó localidades en los Andes centrales, la región del Pacífico, la Sierra Nevada de Santa Marta en la región Caribe y en el Valle del Magdalena Medio de Colombia. Dichos escenarios presentan hábitats húmedos y una amplia diversidad de anuros, incluyendo especies acuáticas, semiacuáticas, fosoriales, terrestres, semiarbóreas y arbóreas.

La pregunta que impulsó esta investigación partió de un trabajo publicado en la revista Nature en el que estudiaban la lateralidad de tres de especies de sapos. “Teniendo en cuenta que este trabajo se había hecho al otro lado del planeta en regiones templadas mientras que, acá en el trópico tenemos un escenario diferente por los factores ambientales y las interacciones entre organismos, surgió la siguiente pregunta:  será que especies de anuros neotropicales presentarían o no lateralidad. Así inicié mi trabajo de grado”, explicó la investigadora.

Por lateralidad, según se explica en el documento mencionado, se entiende la tendencia de animales a utilizar con mayor frecuencia o eficiencia estructuras de un lado del cuerpo (manos, ojos, patas) en comparación a las estructuras del lado opuesto del cuerpo. Para el muestreo, la bióloga Rojas Montoya junto con otros investigadores, plantearon como hipótesis que la tendencia de la lateralidad (medida como el porcentaje de individuos diestros) es mayor en especies terrestres y arbóreas, que exhiben un tipo de locomoción asincrónica (caminar, trepar), que en especies acuáticas donde predomina el tipo de locomoción sincrónica (nadar).

Las pruebas se llevaron a cabo con 338 individuos de 19 especies de ranas neotropicales (una semiacuática, nueve terrestre, una semiarbórea y ocho arbóreas). Para el experimento, tomaban un individuo y le colocaban un paño de microfibra húmedo cubriendo su cabeza y ojos. “El porcentaje de individuos que utilizaron la extremidad anterior derecha para quitarse la tela sirvió como indicador del nivel de lateralidad en la población. Efectivamente encontramos que, de acuerdo al tipo de movimiento, las especies que caminan o trepan tendían a ser derechas mientras que otras tendían a ser izquierdas. Aquellas que predominantemente saltan no presentan esta tendencia de lateralidad.

Nuevas líneas de investigación sobre lateralidad en animales:

Los resultados de las pruebas estadísticas indican que las poblaciones de cuatro especies de ranas:  Andinobates bombetes; Leucostethus brachistriatus; Atelopus laetissimus y Dendropsophus mirocephalus presentan una mayor proporción de individuos zurdos o diestros de lo esperado por simple azar. La mayoría de los individuos de Andinobates bombetes y Dendropsophus microcephalus usaron su pata delantera derecha, mientras que, en Leucostethus brachistriatus y Atelopus laetissimus la mayoría de los individuos utilizaron su pata delantera izquierda.  Las otras 16 especies evaluadas por Maribel Rojas no mostraron una tendencia de lateralidad que difiera significativamente de la esperada por azar.

Esta investigación es apenas el inicio de varios estudios sobre lateralidad que se han planeado en el grupo de investigación EECO. “Fue un trabajo comunitario, hubo muchas personas que me acompañaron e hicieron parte de esto”, explicó la investigadora.

Este estudio fue premiado como mejor presentación en modalidad poster en el Congreso Latinoamericano de Evolución, realizado en el año de 2021, y recibió mención honorifica en el Simposio Internacional de estudiantes en Comportamiento Animal y Cognición, que se llevó a cabo en el año 2023.

 

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido