El H2O no es un recurso renovable

25 marzo 2024 9:59 pm

Compartir:

Por: Nathalia Baena Giraldo

¿Has pensado en cuánta agua usas para bañarte? ¿Y si es realmente necesaria esa cantidad o si podría ser mucho menor? ¿Te has preguntado, tal vez, cuántas personas no cuentan con acceso a agua potable en el mundo? ¿O en Colombia? 

El planeta Tierra, conocido como “planeta Azul”, está conformado en un 70% por H2O. Sin embargo, tan sólo el 3.5% es dulce, lo que no garantiza que la totalidad de esa fracción sea apta para el consumo humano. Y, aun así, todos los seres vivos dependen de ella para sobrevivir. 

Según datos de National Geographic, 3 de cada 10 personas en el mundo no tiene acceso a agua potable en sus hogares, lo que equivale a 2.100 millones aproximadamente. Pero eso no es lo más alarmante: la cifra en Colombia se encuentra alrededor de 3,2 millones de personas sin servicio de agua para consumo humano. Además, 12 millones de colombianos tienen acceso inadecuado al servicio de agua potable, lo que representa el 25 % de la población.

Ahora bien, en nuestro caso específico, el 70 % de la población quindiana se abastece del agua que proviene del Río Quindío, es decir, de los páramos que se encuentran en la cordillera central de los Andes. De allí la importancia de cuidar y proteger también a los frailejones, que son los guardianes del agua que consumimos.

La Universidad Jardín, en su conexión con el territorio, cuenta con 6 bebederos de agua potable distribuidos por toda la institución, además realiza campañas pedagógicas sobre el correcto uso y manejo del agua, desde los estudiantes y personal administrativo hasta los visitantes y ciudadanía en general, pues al ser una institución pública tiene el deber de cuidar este recurso que es vital para el desarrollo social y educativo de la región.

Ana María Garzón, coordinadora del Sistema de Gestión Ambiental de la Universidad del Quindío, explicó que la institución realiza acciones que buscan proteger constantemente este recurso: “por ejemplo, para los residuos peligrosos y reactivos se tienen implementadas unas medidas específicas de recolección y una empresa especial viene por ellos, es decir que no se depositan al alcantarillado. Por otro lado, tenemos sistemas de pretratamiento de aguas residuales y estamos conectados al alcantarillado público”.

Nuestra alma mater también cumple con lo normativo. De manera periódica y en laboratorios, se llevan a cabo procesos de caracterización y análisis fisicoquímicos a los vertimientos generados para así conocer el estado del agua, el cual se le presenta a las autoridades sanitarias. Dicho monitoreo se lleva a cabo en pro del bienestar de toda la comunidad.

El cambio climático, la contaminación de los recursos hídricos, el efecto invernadero y las prácticas antropogénicas que atentan contra los páramos afectan progresivamente la disponibilidad de agua en el territorio. Es por ello que invitamos a toda la comunidad uniquindiana a que regulemos el uso del agua y seamos conscientes de que es un privilegio tener acceso a agua potable, lo que no implica, por ningún motivo, vivir para desperdiciarla.

 

El Quindiano le recomienda

Anuncio intermedio contenido