• SÁBADO,  24 FEBRERO DE 2024

Salud  |  21 noviembre de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Conozca cómo cambia el rostro de una comunidad en Antioquia

0 Comentarios

Imagen noticia

Corrían los inicios de los años 90 cuando investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad CES, liderados por el Dr. Iván Darío Jiménez Vargas, iniciaron una investigación que 30 años después sigue en desarrollo. El estudio busca analizar y categorizar los cambios en el crecimiento craneofacial de una población mestiza del corregimiento Damasco, del municipio de Santa Bárbara en el suroeste de Antioquia.

La investigación titulada “ Cambios en el crecimiento facial en una población mestiza colombiana: un estudio longitudinal de seguimiento de 18 años utilizando modelos lineales mixtos” fue publicada en la revista American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopaedics en 2020 y esperan tener una nueva publicación en 2024. con un seguimiento más completo.

En los años 90, la Universidad CES realizó diferentes actividades de promoción y prevención en Damasco, un corregimiento del municipio de Santa Bárbara Antioquia a más de 70 kilómetros de Medellín. En 1992 en la Institución Educativa Damasco seleccionó a 55 niños de primaria para empezar lo que sería, hasta ahora, la investigación odontológica longitudinal más larga que se ha hecho en el mundo.

Además, es el primer estudio desarrollado en población mestiza y ayuda a entender los parámetros de normalidad odontológica de estas personas, a diferencia de investigaciones aceptadas mundialmente que se basaron en población caucásica.

 “Hasta el día de hoy a nosotros nos están comparando con medidas de caucásicos, no sabemos si hay diferencias, puede ser igual, pero eso lo veremos con el tiempo”, declaró Luisa Fda. Villegas Trujillo, una de las autoras de la investigación y docente CES.

 Inicio de la investigación

 “ En 1992 fueron a la escuelita, escogieron todos los niños de primero de primaria y los miraron como han hecho las investigaciones longitudinales de crecimiento craneofacial: mirar si el niño tiene las características faciales normales de una persona que no tiene alteraciones y de esos niños eligieron 55. Eran niños que facialmente estaban bien y mordían bien ”, explicó Luisa Villegas.

Luego de esto, y cada dos años, les han tomado una radiografía panorámica y una radiografía cefálica lateral en la IPS Clínica CES sede Sabaneta, todo con el objetivo de entender su desarrollo craneofacial. El principal objetivo del estudio es entender el crecimiento natural de una persona a lo largo del tiempo, por lo tanto, la condición principal es que ninguno de ellos puede hacerse tratamientos de ortodoncia:

 “Tenemos el desarrollo de una persona mestiza que están creciendo normal, tanto así que el que se hace ortodoncia sale del estudio. Son personas que han crecido sin ningún tratamiento, solo los normales si les dio una caries, limpieza e incluso a algunos les han tenido que extraer dientes. A pesar de que nosotros les hacemos una campaña, cada dos años que ellos se evalúan se les hace enseñanza de higiene oral, limpieza, aplicación de flúor, se les entrega un kit de limpieza y se les refuerza eso”, añadió la investigadora.

 Más allá de la ciencia

 Por otro lado, esta investigación ha contribuido con el desarrollo integral de los pacientes. Erika Ballesteros Hurtado de 38 años, paciente del estudio longitudinal desde que tenía siete años, relata que esta ha sido una experiencia que también ha impactado en su vida personal.

 “Como nosotros éramos niños los esperábamos. Nos desplazamos en dos o tres autobuses desde el corregimiento, acompañados por algunos padres de familia. Nos llevaban allá y nos hacían todo el proceso, después de eso nos llevaban al Parque Norte, al zoológico, al Planetario de Medellín. Eran salidas que nosotros esperábamos y el acceso a todos esos juegos que nos llamaban la atención”, recordó Erika.

 Asimismo, el estudio creó una cultura de higiene dental que perdura hasta la actualidad. El cuidado, la limpieza y la conservación de los dientes era prioridad de los pacientes y sus familias “ya como uno sabía que pertenecía a un proceso donde ellos nos decían 'vamos a venir cada año', esa era la motivación que recibiría. Mi mamá me decía que tenía que usar la seda dental o sino no me llevaban, siempre estábamos pendientes cuando iban”, explicó la paciente.

 Por su naturaleza longitudinal, durante los más de 30 años de desarrollo de investigación los expertos se han enfrentado retos de diversa índole: desde la pérdida de contacto con los pacientes, cambio de tecnologías, migración de los individuos de estudio, violencia y control de diferentes grupos al margen de la ley e inundaciones del laboratorio que pusieron en juego el avance. Hoy en día, aún quedan 34 de los 55 pacientes iniciales y están distribuidos a lo largo y ancho del territorito colombiano. Cada dos años, y hasta que cumplan 40 años, seguirán viajando a la Universidad CES y contribuyendo al conocimiento odontológico mundial.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net