• VIERNES,  24 MAYO DE 2024

04 junio de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

En Armenia vive Oasis, un niño cuyo nombre refresca

1 Comentarios

Imagen informe especial

Oasis trasmite felicidad, es frescura, alegría y ganas de vivir, a sus dos años este niño vive naturalmente, se alimenta con leche materna, es vegetariano, muy amado y cuidado por sus padres Juan David Segura Grajales y Angie Marcela Téllez.

Este pequeño fue concebido con amor por estos dos jóvenes atletas que todos los días entrenan, luego de levantarse en los semáforos el dinero para vivir dignamente y proveerle a su hijo lo que necesita diariamente.

Su nombre fue escogido teniendo en cuenta el significado de la palabra y por eso, sus papás lo registraron y bautizaron así, en medio de sorpresa y novedad entre los empleados de la notaria de Armenia donde se llevó a efecto el trámite.

Tocayo

Por lo visto, Oasis no tiene tocayo, eso emociona a su mamá mientras lo alimenta y va contando el proceso que ha vivido con este pequeño de dos años de vida, quien fue concebido amorosamente y su nacimiento mereció todo un proceso de preparación de sus padres, para que fuera como antes, muy natural.

Oasis nació por parto normal, asistido por papá y mamá en su vivienda del centro de Armenia, sin ningún tipo de complicaciones, dice ella orgullosa de su papel y de rescatar las costumbres de sus antepasados.

Esta pareja nunca supo el sexo de su hijo antes de verlo personalmente, su nombre fue escogido para niño o niña, el único interés era recibirle con amor, emoción y la naturalidad propia del momento.

El papá

Oasis tiene una historia muy particular, “el nombre representa ese lugar tranquilo en medio del desierto, la ciudad es un poco inhóspita, el sistema, la sociedad es agresiva con las costumbres naturales, entonces por eso, decidimos ponerle ese nombre, además que fue escogido antes de nacer, sin ecografías, inyecciones, vacunas, ni asistencia médica, dice con sencillez Juan David Segura su padre.

Este papá reconoce los avances de la medicina, sin embargo, considera que su hijo no ha necesitado ir al médico por cuanto, lo mantienen en buenas condiciones de higiene vitales para conservarlo en excelente estado de salud, además, es amamantado desde que nació, hecho que lo hace inmune ante los virus y las enfermedades.

Los tratamientos con eucalipto o pino para los pocos resfriados que le han dado, han sido efectivos para mantener aliviado al pequeño, dice su feliz padre, quien lo sigue con la mirada mientras el niño corre y explora los espacios cercanos sin ninguna restricción.

La mamá

Entre tanto la atleta Angie Marcela Téllez, madre de Oasis, quien la acompaña en el semáforo en donde labora para sustentarse, destaca la importancia de su hijo, quien en mayo cumplió dos años.

Ella dice que el nombre de su bebé, representa la vida en el desierto y su pequeño es vida en la ciudad, que el nombre fue escogido entre los dos desde el primer mes de gestación, siempre han sido una pareja muy alternativa y que así será la crianza de su primogénito, convencida que una madre puede estar dedicada a su hijo todo el tiempo y sustentarse, sin separarlo de sus padres.

Saben que su hijo debe ser independiente, tener autonomía y que algún día se irá de su lado, lo que respetarán y apoyarán, por lo pronto, les interesa que se desarrolle sanamente, que sea fuerte y con una personalidad que le permita enfrentar adecuadamente la vida.

Avances

La crianza de Oasis es un muy diferente a la de otros niños, dice su mamá quien es vegetariana, lleva dos años alimentándolo con leche materna y sin consumir carne desde su gestación, el pequeño muestra progresos adecuados en cuanto a su talla y peso, los controles de son ejercidos en forma permanente desde su casa.

Los indicadores cognitivos también son notorios, es un niño muy activo e inteligente, sus padres esperan que el pequeño se sienta muy a gusto con su vida, que sea feliz e independiente.

Propósito

Oasis tendrá más hermanos seguramente, dice su mamá al señalar que eso posiblemente ocurra muchos años después, cuando este más crecido.

La humildad de esta familia y su dedicación para levantar en forma respetuosa y con amor a su hijo es un ejemplo para muchos otros jóvenes padres, ellos consideran que deben contribuir a un mundo más limpio y más justo siguiendo una dieta saludable para todos y haciéndose a un lado de la sociedad de consumo.

Comenta este informe especial

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net