• MIÉRCOLES,  06 DICIEMBRE DE 2023

Editorial  |  24 abril de 2023  |  12:05 AM

Urge investigar la inversión en la obra Circasia-Montenegro

0 Comentarios

Imagen noticia

La obra de mejoramiento de la vía Circasia Montenegro está paralizada hace más de un mes, como lo dio a conocer EL QUINDIANO en su momento y oportunamente. Es lamentable que el gobierno departamental que dirige el señor Roberto Jairo Jaramillo Cárdenas haya querido tapar este hecho y ordenó a su oficina de comunicación difundir una falsedad que pregonaba que los trabajos seguían con normalidad y que la obra pronto se terminaría.

Hoy, un mes largo después, lo que vemos en la realidad es la paralización total de la obra. Hay dos hechos que lo evidencian: la apertura de la carretera, sin terminar, pero sin restricción de tránsito, pues al no haber trabajos, se puede circular por ella, así casi la mitad esté convertida en un desastre. Y el otro hecho es que la maquinaria que había en la sede del contratista ya no está, se la llevaron o la entregaron.

La licitación de esta obra quedó, al final del 2019, subida en la página del Secop, con los pliegos listos para el concurso respectivo, pero el doctor Roberto Jairo ordenó bajarla, adicionarle cerca de $3.000 millones de pesos, para un total de $24.000 millones, y sacarla él, a licitación, con requisitos muy distintos a los que inicialmente tenía.

El contrato se lo ganó una empresa de Arauca, Consorcio AMQ, y la asesoría se la dieron al Consorcio AGQ. Los trabajos se iniciaron en mayo de 2021 para ser concluidos en noviembre de 2022. Como se incumplió, se adicionó el plazo, para ser entregada en febrero de 2023. Pero, el contratista, en vez de entregar la obra como lo manda legalmente el contrato, lo que hizo fue huir de él. Ojo, dejó ‘tirada’ la obra. En una reunión con la comunidad, el hombre, casi llorando, dijo que tenía un gran desface financiero e iba a ceder el contrato.

EL QUINDIANO le ha consultado al secretario jurídico de la Gobernación, al doctor Mauricio Jara sobre la cesión de ese contrato, y ha dicho que se está estudiando, pero aún no se ha hecho. Y la obra, paralizada.

Hemos investigado que el gobierno le giró al contratista cerca de $14.000 millones de pesos, de los $21.000 millones del contrato; los otros $3.000 millones fueron al interventor. Es decir, se han ejecutado 7 kilómetros de pavimento, faltando la mayoría de las bermas, y los 500 metros de la llamada Curva de los Quemados, que es el peor lunar de la carretera. Tampoco se hicieron los accesos a las diferentes veredas ni la señalización.  Y, por supuesto, faltan los 5 kilómetros finales, para llegar con el nuevo pavimento al municipio de Montenegro. Hay zonas donde realizaron el afirmado con triturado y arena, que se los está llevando el agua de escorrentía por las lluvias, configurándose allí un detrimento patrimonial.

¿Por qué no hay acciones jurídicas del gobierno departamental contra el contratista que recibió el dinero y dejó tirada la obra? ¿Por qué el interventor no ha hecho pública la situación de la obra y no ha denunciado el hecho ante las autoridades competentes? ¿Por qué la Contraloría General de la República no ha actuado de conformidad con sus funciones si aquí hay dineros del Sistema Nacional de Regalías?

El contratista, el ingeniero Robert Abril debe ser investigado, y debería, él, contar la verdad sobre la carretera, sobre la cual hay cantidad de comentarios que no dejan nada bien parado al gobernador Jaramillo.

Hay que salir a informar sobre lo que sigue en la carretera, a quién le van a ceder el contrato, qué va a pasar con el señor Abril, qué lo hizo desistir de ese contrato, cuánto dinero, en realidad, queda para terminar la obra y, especialmente, si se va a terminar o no.

Los problemas que se derivan de estos incumplimientos no serán menores, y mucho menos serán pocos los ‘encartados’ en este asunto, eso sí, si la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía tienen el valor político y moral de actuar sobre este entuerto.

Es una lástima, pero en el gobierno del Billón de Pesos, la mentira más grande que gobierno alguno haya dicho en la historia del departamento del Quindío, esta será una de las obras inconclusas, porque el tiempo se les acabó…

 

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net